Sunday, June 21, 2009

A ese hombre maravilloso...

Se que estás allí cuidándome todavía, desde esa distancia inmensa y misteriosa que ya no me esfuerzo en entender.

Se que estas allí, sentado en una nube, siendo el espectador de mi vida. Celebrando mis aciertos y tratando de guiar mis desaciertos con un rumbo mejor.

Se que estas allí aun, ayudándome a llevar mi barco a un puerto seguro.

Se que sigues siendo el entrenador incansable de esta Mocushle que no se rinde jamás ante la adversidad ni ante el adversario.

Se que sigues allí, mirándome con esos ojos brillantes tratando de entenderme y pensando que soy la hija que menos te quiere...

Y sigues allí, viviendo en mi, mientras siga tus preceptos y tus sabias enseñanzas.

Sigues allí, encendido como una llama para alumbrar los rincones oscuros de mi alma.

Sigues allí, vivo en la brisa que seca mis lágrimas, en la lluvia que me abraza y en el silencio eterno de tu compañía diaria.

Sigues allí, recordándome que pertenecemos a una casta de seres luchadores, incansables, sabios y dispuestos a ir en ayuda de los otros solo por amor a la humanidad.

Sigues allí recordándome que todo vale la pena si sientes amor del bueno.

Sigues allí, algunos días más presentes, como hoy, en que sin duda, te recuerdo en forma muy especial, en que quisiera ir a Valparaíso a dejarte una rosa en la superficie de ese inmenso mar que te cubre, o te acoge para que sigas siendo libre, mucho más de lo que fuiste en vida.

Sigues allí, acompañándome en mis exitos, consolándome en mis tristezas y dándome fuerzas para seguir.

Hoy es el día del padre y yo te recuerdo desde acá en la tierra, mirando el cielo, esperando encontrar tu cálida sonrisa y tu típica palmadita en mi cara a modo de saludo.

Hoy espero poder encontrarme contigo en cualquier vuelta de esquina, en cualquier esquina, en cualquier sueño que me quede cuando despierte más rato.

Esta noche espero que me vengas a visitar en mi sueño, como hace tiempo no haces,

O al menos, a dejar la estela de ese perfume que solías usar y con el que dejabas pasada la casa cuando entrabas.

Padre mio, déjame abrazarte en mis sueños esta noche para poder decirte otra vez cuanto te amo y lo agradecida que estoy y estaré por todas tus enseñanzas...

Padre mio, feliz dia para ti y para todos los padres del mundo, especialmente para el padre de mis hijos y para el padre a la distancia que le toca vivir a diario a mi pareja.

Y a todos aquellos que tienen a su padre vivo, aprovechen de llamarlo, abrazarlo, tocarlo y besarlo, que no hay ausencia más dura que la de los padres (padre y madre) cuando ya no están con nosotros.

FELIZ DIA PAPAS!!!



2 comments:

Daniel said...

Para mi será un día especial, de recuerdos, ya que ahora mi padre está igual que el tuyo, mirando desde arriba, celebrando mis aciertos y riéndose (o moviendo la cabeza) ante las cagadas que me mando.
Saludos

Sara said...

Me gusto mucho esa frase "llama para alumbrar los rincones oscuros de mi alma"

un abrazo!

Salu2
Sara.