Friday, October 17, 2008

Lo mio es comunicar...

Yeap! Definitivamente lo mio es comunicar. Hoy fui invitada a la celebración del 57 Aniversario del Liceo 7 de Ñuñoa, colegio donde van mis hijos. Fui invitada por 2 razones: 1) Mi hijo Felipe fue premiado por su esfuerzo y superación y 2) Me pidieron que hablara en representación de la Comisión Interina del Centro General de Padres y Apoderados saludando al Liceo por su Aniversario.

Como es mi costumbre, no llevé nada escrito ni preparado ya que me carga lo estructurado. Yo prefiero llevar una pauta con los puntos más importantes para no olvidarlos y sobre eso ir improvisando de acuerdo a lo que veo o escucho. Prefiero eso de todas maneras a la espantosa costumbre que tienen todas las personas de acartucharse leyendo interminables discursos llenos de lugares comunes y frases poco sentidas y maqueteadas. Afortunadamente, mi estilo no molestó a nadie y, muy por el contrario, logró remecer algunas conciencias, aunque las que más lo necesitaban, simplemente no estaban allí. Me dio pena ver tantos asientos vacios... asientos que se supone eran para los padres de los alumnos premiados. Es curioso, el padre de mis hijos y yo estamos separados hace ya un largo tiempo, sin embargo, tenemos el amor suficiente por ellos como para asistir juntos a estos actos... Por qué entonces los otros padres, que se supone que tienen matrimonios “normales y bien constituidos” no se hacen el tiempo para ir a ver a SUS hijos??? Es acaso el trabajo MAS IMPORTANTE que los hijos??? Yo no lo creo. “No tener tiempo” para ellos en esta época de sus vidas es imperdonable, a veces no dedicarles un par de horas puede resultar fatal y lo malo es que en la tumba nunca podrán escuchar lo arrepentidos que estamos o lo mucho que sentimos no haber pasado más de ese tiempo que le negamos con ellos. En fin... ese es tema para otro post.

En todo caso, me dio mucho gusto ver a mis hijos participando del acto. A la Ceci, haciendo de “modeloca” repartiendo los premios a los alumnos destacados y al Felipe bailando y cantando en el grupo folklórico del colegio. Cómo me gustaría que todos los jovenes fueran como esos adolescentes!!! Sanos, estudiosos, responsables, libres de cualquier adicción que los esclavice... con la libertad necesaria para decidir qué es lo que quieren hacer con sus destinos... y es nuestra responsabilidad, nuestro llamamiento más importante como PADRES, estar allí apoyándolos para que ellos puedan lograrlo.

HIJOS MIOS LOS AMO CON TODO MI CORAZON!!!!!!!!!!!

5 comments:

Mario said...

SE SIENTE!! SE SIENTE!!! CARLA PRESIDENTE!!!... Jajajajjaja!!

La verdad es lo primero que se me vino a la cabeza al ver esa foto, pero después de leer, es imposible seguir bromeando.

Lo de ser comunicadora lo llevas en la sangre pero la lección de vida que nos estás entregando como madre, esposa (aunque estés separada) es importante darse cuenta que el vínculo que se rompió es el de la pareja pero no el de la FAMILIA. Ustedes serán padres hasta el último día y ellos serán hijos hasta el final de SUS dias...

Ah!! Ya cuentas con mi voto, en todo caso.

Blood said...

Yo estudié en el 7 de Ñuñoa, cuando era exclusivamente de hombres. ¿Sigue siendo igual de penca? Qué bueno verte feliz y orgullosa, bella mujer.

Saludos sangrientos

Blood

Daniel said...

Tienes toda la razón ya que uno nota como hoy muchos padres están ausentes de la crianza de sus hijos y no los acompañan en los momentos más importantes, excusándose en la falta de tiempo y el exceso de trabajo. Al final todos los problemas que puede tener un adolescente, como drogadicción o alcoholismo entre otros, tienen una fuerte base en carencias afectivas, y ahí veo que muchos padres están fallando.
Saludos

PD: Y ahora Icy se tira a concejala?. jajaja.

Lorena Sáez said...

Excelente reflexión.
Si bien los padres no deben vivir para sus hijos, pero si estar ahi cuando ellos los necesitan, sobre todo si es para reconocer que estan haciendo las cosas bien, es una deuda muy dificil de saldar cuando los hijos estan grandes y se alejan.

Besitos y congrats por tus hijos y por esa espontaneidad hasta en los discursos

RAHM said...

hasta ahora no me he perdido ningún acto de mis hijos en el colegio, y espero seguir asistiendo, es muy valiosos ese tiempo para compartir con los hijos sus logros personales, admiro tu capacidad para elaborar un discurso con algunas notas..