Sunday, December 20, 2009

Time to let go...

"No era fácil como a mi me parecia llevarme mis cosas y seguir solo en la vida"...
"Es la Vida Que Me Alcanza" - Sandra Mihanovich


Hoy es una noche especial… Es la última noche que pasaremos con el Pancho en casa. Desde mañana se va a vivir con un amigo para empezar a darle forma a su proyecto de vida personal, dándole espacio y cabida a su música.

Tal como hablábamos esta noche, él es un pionero en la familia. Está a punto de hacer algo que nadie más de nosotros ha hecho: Dejar la casa materna para irse SOLO a vivir SU vida. No se va de casa porque se vaya a casar ni porque se va a otro país. Se va de la casa simplemente persiguiendo sus sueños. Desde mañana, él se va a hacer cargo de su vida... Y aunque es un salto con red, es sin duda el primer dia del resto de su vida.

Y eso que este es solo el primero de muchos cambios que se vienen: El nacimiento de la Ambar por estos días, la partida del Pipe a Misión en Febrero y el hecho que el espacio vital de mi departamento va a cambiar el modo en que las energías se muevan aquí dentro, no hacen más que confirmar que el 2010 será para nosotros un gran año, llenísimo de cambios.

Es increíble que el Pancho aún no se haya ido y ya lo hecho de menos. Comienzo a recordar tantos episodios de su vida de pequeño: Cuando bailaba los “baduba” por el pasillo de la primera cada en que vivimos, los primeros paseos, las primeras incursiones en el computador que le compramos en el cual tradujo SOLO un párrafo en inglés como de 12 líneas como a los 7 años, las primeras veces que empezó a hacer música en el compu también alrededor de los 12 años, las primeras crisis y discusiones de la adolescencia (que nos tocó difícil), las eternas discusiones y reconciliaciones y un largo, tortuoso pero satisfactorio recorrido para establecer la hermosa relación de madre-hijo que tenemos hoy hacen que esta noche sea especial pero melancólica y un poco triste también... Mi hijo, mi “bebé” ya no es tal, ha crecido y ha agarrado sus cosas para “partir solo en la vida”...

Sólo espero que Nuestro Padre Celestial lo acompañe en este viaje y lo bendiga a cada paso. Sólo espero que siga creciendo en la medida de su propia grandeza. Solo espero que logre encontrar el amor verdadero... Solo espero que pueda ser feliz.

Y ya!! No puedo seguir. Unas lágrimas furtivas llenan mis ojos y caen por mis mejillas, pero no es de pena realmente, es de emoción al ver en el gran hombre que se ha convertido mi primogénito, mi hijo mayor, MI Juan Francisco... el “Pancho” de todos.

Hijo mio, en algún lugar de este gran creación, tu Tata te está mirando con la misma satisfacción que todos nosotros y estará sonriendo satisfecho. Vive de acuerdo a los principios que él y yo te enseñamos. Nunca te olvides de lo único y especial que eres, por favor!


TE AMO HIJO MIO... EXITO EN TODO!!


PD: ... Y subiendo este post ya me alcanzó el "mañana"... Van quedando solo unas pocas horas antes de su partida, unas pocas horas para seguir disfrutando al "Pancho" en "MI" casa...





4 comments:

Sabina Atalaski said...

Con todo lo evolucionada que una pueda ser como madre (como estoy segura que lo eres), a uno no puede dejar de darle un pequeño retortijón el corazón en momentos como éste (y que yo, anticipadamente, ya viví). Pero uno tiene la certeza de lo que ha formado, así que también sabe que les irá bien en la vida.

Un abrazo, amiga. Que el síndrome del nido vacío no te venga muy fuerte (aunque ese nido todavía tenga pajaritos en él).

Se la quiere!

Daniel. Te invito a visitar http://eldeportero.wordpress.com said...

Es la ley de la vida, amiga mia. Creeme que mi madre debe haber pensado algo similar cuando decidí salir de la casa materna para estudiar en la universidad (y a nosotros nos separan 400 kms de distancia).
Saludos

Clo... LA VILLANA said...

Pucha, suerte en todo a tu bebé poh amiga Icy!!! Bakan que tome rumbos nuevos y mejor aun si son musicales...
Besote

ElPoeta said...

Espero que disfrutes de estas fiestas con la gente a quien quieres y que en este nuevo año podamos seguir unidos compartiendo sentimientos e ilusiones a través de las palabras. Besos,
V.